Eterno Amanecer
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 25 el Mar 02 Abr 2013, 9:19 am.
Últimos temas
» Personajes Canon Disponibles
Lun 04 Mar 2013, 8:00 pm por IsabellaMarieSwanCullen

» Verona [ Libre ]
Mar 15 Ene 2013, 3:43 pm por Reira Santillana

» Despedida en Nueva Orleans { Ai }
Jue 03 Ene 2013, 10:49 am por Ai Isayama

» Newborn {Reira.}
Dom 30 Dic 2012, 10:23 am por Reira Santillana

» Celebrando el verano [ Ai ]
Dom 30 Dic 2012, 9:53 am por Reira Santillana

» Busco a mis Compañeros y Amigos
Vie 21 Dic 2012, 9:52 am por Urss Swan

» Clan Austrias... (Familia Swan)
Vie 21 Dic 2012, 9:48 am por Urss Swan

» Berlín Berlín ( Libre )
Vie 07 Dic 2012, 2:37 pm por Ai Isayama

» Registro de Dones y habilidades ( Vampiros e Hibridos)
Miér 05 Dic 2012, 5:37 pm por Reira Santillana

Administradores










Administración

Isabella Swan
MP - PERFIL


Hermanos



Elite / VIP



Normales
Afiliados


CREDITOS









Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Crédito, crédito, crédito & Copyright.

Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Ir abajo

Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Invitado el Sáb 10 Mar 2012, 12:05 am

Una noche como cualquiera en San Marcos, una noche fresca y llena de estúpidos turistas al alcance de cualquier vampiro, y Renata se encontraba merodeando por la zona. Llevaba puestas las lentillas de su color original de ojos, pasando desapercibida como cualquier humano normal... El ambiente tenía un intenso olor a la dulce sangre de cada persona que se encontraba dando vueltas por el lugar, pero felizmente que Renata sabía controlar sus impulsos para así no terminarse aventando al primer idiota que veía pasar. Repasaba el lugar con su mirada una y otra vez, esperando a toparse con alguien en alguna zona en donde nadie pueda descubrirla, y poder estar de caza en paz. Extrañaba en esos momentos estar con Jane, la única con quien le encantaba salir a buscar aquella sangre fresca que tanto disfrutaba tomar, a la vez que disfrutaba matando a todos esos ilusos mortales.

Un muchacho se encontraba hablando por celular detrás de la gran Iglesia, sin percatarse en que alguien lo vigilaba... Renata se encontraba tras unos árboles anexos al lugar, esperando a que se despejara completamente la zona, necesitaba saciar un poco su sed y al parecer de la joven era el momento oportuno, no pensaba echarse para atrás y dejar de ir a su presa. -Ni se te ocurra moverte de ahí.- La muchacha vigilaba desde lejos al muchacho, sin que aún éste se diera cuenta de lo que estaba apunto de sucederle.

Pero al parecer estaba frustrándose los planes de la castaña vampira: Una chica estaba acercándose a su futura víctima, pero no era cualquier chica... A ésta ya la conocía y reconocía por donde sea que la viera... Era una demonia la cuál ya se había cruzado muchísimas veces en diferentes puntos del mundo, quién se hacía llamar Anatha. Era más que obvio que la plática que le hacía venía con su segunda, pero no iba a permitir que le quitara la presa como alguna vez ya lo había hecho. Usó su velocidad vampírica saltando de aquel árbol donde se encontraba y empujó al muchacho de tal manera que su cabeza chocó estruendosamente contra la pared y su cuello tronó, muriendo al instante. -Lástima, Anatha-Miró a la demonia hablándole con sarcástica serenidad, de aquella misma forma que la mujer de cabellos negros detestaba cuando en otras oportunidades habían esa misma clase de enfrentamientos por comida -Tengo el síndrome del martillo, ¿Sabes? Rompo todo lo que toco, aunque no sea intencional.- Soltó como si nada hubiera pasado y se agachó para clavar sus afilados colmillos en el cuello del desafortunado muchacho.




Off: Renata, Anatha y Andrew. Gracias.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Invitado el Sáb 10 Mar 2012, 12:48 am

Qué nochecita. Era tan perfecta y yo me encontraba tan hambrienta, sentía que mi rostro se empalidecía conforme iban pasando las horas. Maldición, necesitaba encontrar inmediatamente alguien que me pudiera otorgar lo que realmente necesitaba... Al parecer era mi noche de suerte, y no la iba a dejar pasar. Me encontré en el camino con dos hombres, con quienes ya me había cobrado las necesidades, y me sentía bastante bien... Pero no del todo.

Me fui a la Plaza San Marcos, ahí habían muchísimas personas, y era donde definitivamente iba a encontrar exactamente lo que necesitaba. Caminaba entre la gente, captando la entera atención de los hombres que se topaban en mi camino, contoneaba mis caderas lentamente pasando entre ellos, buscando con la mirada a mi futura víctima. Y la búsqueda no tardaría mucho en darse a concluir... Un muchacho se dirigía caminando con lentitud mientras hablaba en su móvil a la parte trasera de la iglesia principal, y yo simplemente me dirigí tras él. Lo seguí y lo contemplaba hasta que éste finalizara su llamada, encontrándose conmigo a su lado, mientras lo observaba fijamente y muy de cerca con mis hipnotizantes ojos azules... Agradecía que a esa hora y en esa zona dónde nos encontrábamos la gente estuviera más alejada -¿Tan guapo y tan sólo a estas altas horas de la noche?- Acariciaba su rostro con una mano, y con ésta bajaba lentamente, recorriendo su pecho, mientras lo miraba con aquel toque sensual y seductor que me caracterizaba -Si sigues sólo podrían pasarte muchas cosas... Y no creo que quieras que algo malo te pase, ¿Verdad?- Hablaba tan cerca de él que el olor de su sangre me empezaba a enloquecer por completo, no sabía cuánto más podía esperar, pero empezaba a robar su energía poco a poco sin que se diera cuenta... Pero no todo salió como lo planeaba. La maldita Vulturi con quien había tenido otros altercados apareció de un momento a otro y lo empujó separándolo de mi, provocando su muerte instantánea. Apareció frente a mi y usó sus frasecitas sarcásticas como siempre solía responder, sintiendo cómo mis ojos se tornaban a un negro intenso de la ira -Odio que siempre te metas en mi camino- Ella hizo caso omiso a mis palabras y se agachó para clavar sus apestosos colmillos en mi presa, provocando que me avalanzara sobre ella, colocando mi mano sobre su cuello y así aventándola fuertemente contra la pared -¿Cuántas veces tengo que decirte que no te metas conmigo?- Apretaba cada vez más su cuello fuertemente mientras la miraba tan de cerca. Pasé la punta de mi lengua sobre su rostro importándome muy poco lo molesto que le haya parecido -Ni esa carita tan sensual que posees me impediría a hacer lo que tanto deseo... Estoy tan cerca de poder matarte...- Pero al parecer no nos encontrábamos solas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Andrew el Sáb 10 Mar 2012, 7:53 pm

dejandome que todo me valiera, tome mi camino a donde cayera asi que desapareci y reapareci en una plaza al parecer muys catolica y por la estructura y la gente del pais era Roma, camine mas y mas a ver que averiguaba en dond ehabia caido y descubri en donde estaba la gran plaza de San Marcos sonrei y vague por la calle viendo de donde me podria alimentar encontre a un vagabundo dormir sonrei y me agache hacia el, posee mis dedos en su frente y comenzo a sufrir en sueños, su pesadilla era esquisita, este hombre si parecia tener problemas sonrei al sentir el poder y rei al exalar, capte el olor a una demonio desconocida y decidi ir a investigar al contrario de las demas chicas que habia conocido, ella era diferente, su aroma no era igual de caliente que el de gabrielle o las otras reapareci en el lugar en donde estaban, pero noestaba sola estaba con una vampira, muy bella tome una posicion en un arbol mientras ella alegaban era ambas muy hemosas pero sin duda la vampira provocaba mas cosas ¬¬, me sente en una rama y rei al escuchar que una se metia en la vida de la otra
avatar
Andrew
Demonio
Demonio

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/06/2011
Localización : en el hades

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Invitado el Sáb 10 Mar 2012, 8:34 pm

Renata se sentía contra la espada y la pared. La basura que tenía en frente la tomó del cuello con toda la brusquedad que al parecer Anatha podía dar sobre el cuerpo de la castaña y la empujó contra la pared. Y es que Renata desde que se había convertido en un vampiro muy pocas veces se le veía actuar con verdadera conciencia en cuanto se trataba de una persona con quien tenía un trato hostil, siempre se le daba por actuar a su libre albedrío, sin importarle la suerte que corrían los demás ante sus arranques por el simple hecho de pelear, casi siempre ése eran los casos en los que se dejaba llevar por el instinto sin pensarlo mucho, y nada más.

Pero por supuesto que la ojiazul no iba a dejársela tan fácil, le valía un bledo las amenazas de Anatha, desde hace ya un tiempo atrás la tenía entre ceja y ceja y el dejar de pelear con ella le resultaba imposible. Sentía como su cuello empezaba a ser fuertemente apretado por la mano de la demonia. Ésta se podía ver y mostrar delicada, pero ante la fuerza de su ira -aunque a la Vulturi le costara admitirlo o por lo menos, nunca lo admitiría en su cara- demostraba en su totalidad que no era para nada débil... Aunque a veces sí que era una demonia estúpida. Y era por eso que no se dejaría vencer, nunca. Con uno de sus pies la empujó por el estómago logrando así safarse de ella, y con esa velocidad que caracterizaban a los vampiros se avalanzó ahora hacia ella, media arrodillada con los tacones encima de su cuerpo y tomándola agresivamente de los cabellos -Pues conmigo te advierto que nunca vas a poder- Sus colmillos estaban a la vista y sus ojos estaban completamente negros, y conforme iba hablándole halaba para atrás su cabeza cada vez más fuerte, haciendo presión con su tacón en su estómago contra el pavimento -Y te advierto que estás en MIS terrenos, ¿Te quedó claro cariño? Te quiero LEJOS DE MI VISTA-

La castaña alzó la vista rápidamente a uno de los árboles, el olor a azufre estaba a flor de piel en el ambiente, no estaba del todo segura si era acompañante de Anatha, pero ahí se encontraba otro como ella, riéndose a sus anchas como si fuera algún espectáculo -¿Te diviertes, imbécil?- Preguntó con sarcasmo y cólera a la vez que soltaba toda la ira que embarcaba su ser con la cabeza de la demonia, golpeándola fuertemente contra el pavimento, definitivamente si hubiera sido un mortal, soltarle un golpe como ésos le hubiera destrozado el cráneo y muerto instantáneamente. Decidió no hacer mucho caso al nuevo intruso y se dispuso con rapidez a tomar toda la sangre que podía del cadáver del muchacho, antes que se echara a perder.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Invitado el Sáb 10 Mar 2012, 9:02 pm

Estaba por demás de obvio que la maldita Vulturi jamás se echaría para atrás y dejaría de pelear conmigo, al contrario, sabía que ella no aguantaba las pulgas de nadie y no iba a ser tan fácil el meterme con ella sin que se inicie una pelea y que ella se defienda. Era bastante comprensible. Renata no era ninguna tonta, y no pasó mucho tiempo para defenderse y sacar la ponzoña, cambiando ahora los papeles y siendo ella quien se encontraba amenazante sobre mí, apretando la punta de su tacón contra mi vientre y tomándome de los cabellos -Maldita chupasangre, deja de jugar con fuego... O te vas a terminar quemando conmigo.- Intenté quitarme de su agarre pero eso fue aumentarlo más... Escuchaba sus insultitos y amenazas y de mi boca empezaba a soltar una sonora carcajada, la cuál se iba tornando en un tono diferente, más grave, demoníaco, resonando por todo el lugar. Pero mi expresión cambió drásticamente de uno de burla a uno serio -Blah, blah... ¡PÚDRETE, Vulturi!-

Se podía notar aquella noche cómo el odio entre ambas había aumentado desde la última vez que se cruzaron, en definitiva yo no me encontraba asustada, a decir verdad NUNCA le temía a nada ni a nadie. Y las palabras de la vampira eran para mí simplemente eso, palabras. Me soltó golpeándome contra el suelo y me desaparecí de donde me encontraba, apareciendo arriba del árbol, en donde yo ya había sentido a uno de los míos y del cuál ella ya había notado segundos antes, ya me importaba muy poco la sangre del infeliz por quién peleábamos. -Creo conocerte, pero más me importaría saber qué diantres haces aquí- Le pregunté con suavidad y muy de cerca al rostro del nuevo demonio que se había hecho presente ante nosotras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Andrew el Mar 13 Mar 2012, 9:10 pm

no s eque habia pasado pero pleito de chicas era muy inoportuno saludar estaba tan comodo disfrutando d ela noche cuando una cara se poso enfrente de la mia sonrei y dijo con sutileza me encontraste dije riendo con una cara fria y sarcastica miesntras ella me miraba y preguntaba
Anatha escribió:Creo conocerte, pero más me importaría saber qué diantres haces aquí-
la mire y resople solo vago por el mundo terrenal aunque tu si que tienes problemas mas graves dije mirando a la vampira y luego a ella, me puse de pie sobre la rama y desapareci para reaparecer a uno cm de la vampira ¿quien eres tu? dije con aspiraciones hondas y entrecerrando los ojos sonrei de manera sarcastica y un poco maligna, luego repareci ante la demonio antes de que contestara la chica-crees que esto es un problema por ti rei de manera divertida
avatar
Andrew
Demonio
Demonio

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 24/06/2011
Localización : en el hades

Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Invitado el Lun 26 Mar 2012, 11:07 pm

-Argh, por favor, te prohíbo siquiera recordármelo.- Soltó la castaña vampira pasando suavemente la yema de sus delgados, fríos y blanquecinos dedos delicadamente por el contorno de su boca, atrapando en ellos la sangre que chorreaba por la comisura de sus labios, saboreando sin siquiera perder una delicia de aquellas gotas, escuchando cuando le decía la demonia que si creía que todo aquel problema y pelea sucedido hace instantes había sido provocado por ella . -La estúpida de tu amiguita se mete en donde no debe, en terrenos donde su mugrosa nariz no le corresponde meterse y cree poder pelear contra mí o ser mejor que yo incluso como mujer... Yo soy mucho más profesional e inteligente que esta... maruja de corral- y dicho eso, Renata se echó el pelo para atrás, simulando altivez en demasía, y sobretodo, idiotez. Claro... Muy propios de Anatha ambos adjetivos, por cierto, cuales actitudes sobresalientes de ella no dudó en imitar.

La miró de la cabeza a los pies, divertida, y con su última burla se llevó la mano a la boca, mostrando después una sonrisa picarona. - Sí, la verdad que sí. Tu y yo jamás podríamos ser iguales, crees que eres la mejor y única en el mundo cuando solo eres una pobre esclava de Damián- me encogí de hombros cuando ya no pude más, y reí suavemente, mirando al nuevo demonio que se había presentado en la escena.

-Supongo que deberás de darte cuenta que soy una Vulturi- Le dije al nuevo de quién no sabía su nombre aún. Pero de a decir verdad a la primera impresión, muy al contrario de la que tuve con Anatha, aquel demonio era menos molestoso que ella y no tenía aquello que tenía la otra en las que sintiera unas terribles ganas de arrancarle la cabeza.. Claro que, eso no significaba que me cayera bien o que no me saliera con la mía y chincharlo como a ella. Me acerqué más a el que se encontraba cerca de la idiota y le pregunté: -¿Y quién eres tú, el otro esclavo de Damián?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Encuentros con olor a azufre. ||Renata, Anatha y Andrew||

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.